woman praying
Perseguidos pero no olvidados

LA PEOR CRISIS HUMANITARIA DEL MUNDO

Yemen ha perdido, durante los últimos seis años, más de 230.000 vidas debido a la guerra civil y ese número continúa en aumento. Aún lejos de las líneas del frente, el país sigue en una gran confusión. El rápido descenso del valor de la moneda local, aunado al desempleo, están haciendo muy difícil poder alimentar a sus familias.

Ahora mismo, los niños del Yemen están muriendo por falta de comida. Aún aquellos más afortunados que sobreviven la desnutrición, es probable que experimenten problemas físicos y mentales en su vida adulta.

Samaritan's Purse está invirtiendo en el futuro de Yemen al tratar su desnutrición aguda y otras condiciones médicas en los niños y sus familias.

280 + mujeres & niños han recibido tratamiento por desnutrición aguda
200 + embarazadas & mujeres amamantando han sido educadas en cómo cuidar mejor de sí mismas y de sus hijos

Conoce a algunos de estos preciosos pequeños que tenemos el privilegio de ayudar.

woman praying

OMA

""Estamos siendo bombardeados de vez en cuando, pero aguantamos esto porque es difícil encontrar un refugio en cualquier otro lugar".

"Nuestra aldea se encuentra aún en las líneas del frente y somos bombardeados de vez en cuando, pero aguantamos esto porque es difícil encontrar refugio en cualquier otro lugar", dijo una madre llamada Oma*. Su esposo gana un pobre salario diario por lo que "solo podemos comprar las cosas básicas: pan, un poco de leche, algunos tomates y papas", dijo Oma. También tienen que lidiar con la escasez de agua potable para beber. Ella y muchos otros de su aldea, se han enfermado por tomar el agua de un pozo cercano.

Además de todo esto, su hijo Hassan,*sufrió recientemente de desnutrición. "Él se enfermaba con frecuencia, pálido y demacrado", dijo Oma, pero la ayuda que recibimos de Samaritan's Purse alivió el dolor de (su) hijo".

La familia recibió un suministro nutricional mensual de la clínica y trabajadores de salud que visitaron su hogar para darle seguimiento a Hassan. Ahora, en lugar de tener que pedir prestado para el tratamiento de Hassan, su condición se ha restaurado y está saludable, sin costo alguno. Además, los otros miembros de su familia han podido visitar también la clínica y recibir medicinas gratis.

"Tenía la esperanza que alguien viniera a ayudarnos, pero no esperaba tanta atención", dijo Oma. "No sé cómo agradecer a los que sienten nuestro sufrimiento y han contribuido con esta ayuda".

Mina

"Esto ayudó a salvar la vida de mi hijo...justo a tiempo, cuando nadie sabía de nuestro sufrimiento u ofrecían ayuda".

Mina*, otra madre que vivía en una ansiedad constante y temor. Sin educación y con un esposo discapacitado por un derrame, su presupuesto siempre es muy limitado. Tenían que pedir prestado dinero a los vecinos para cubrir los costos de casa y comida de sus cinco hijos, de edades 15 a 9 meses de edad. El segundo mayor, Abdullah, sufría de anemia por una enfermedad falciforme de las células y Nabil, el más pequeño, estaba desnutrido.*, suffers from sickle cell anemia and Nabil*, the youngest, was severely malnourished.

Samaritan's Purse le suplió de medicinas y productos nutritivos para Nabil, así como el tratamiento para Abdullah y su padre.

"Esto ayudó a salvar la vida de mi hijo", dijo Mina. "Los servicios de nutrición y salud provistos en el vecindario, restauró mi esperanza, en tiempos que nadie sabía de nuestro sufrimiento u ofrecían ayuda".

woman praying

Sabra

""Empecé a notar a mi hija jugar en lugar de dormir o llorar".

"Vivimos en una casa que solo tiene una habitación con un baño externo sin techo", dijo Sabra.*, una madre de cinco niñas. "Mi esposo es un trabajador de bajos ingresos que no puede pagar por nuestra renta. Sufrimos de una gran presión financiera porque estamos desplazados en una aldea en la línea fronteriza del conflicto".

Debido a la gran inflación de los costos de los alimentos, la familia de Sabra pasa días comiendo solo pan, té o leche. Cuando sus hijos se enferman, ella también sufre. "No sé que hacer con estos precios tan altos de medicinas y el difícil acceso a los hospitales públicos".

Su hija de 1 año de edad, Mary* está creciendo muy delgada y sufre de desnutrición, por lo que Samaritan's Purse le suplió de suplementos alimenticios. Alabamos a Dios que en un mes, ella mejoró. "Empecé a notar a mi hija jugar en lugar de dormir o llorar", dijo Sabra.

Adicionalmente, ellos recibieron canastas de comida y una bolsa de suplementos de higiene para toda la familia.

"Hay muchos como nosotros, cuyos niños se van a la cama con hambre y no tienen dinero para tratamientos", dijo ella. "Gracias por ayudar a los vulnerables".

*Se cambió el nombre por motivos de seguridad

Más de 2.25 millones de niños menores de 5 están sufriendo de malnutrición
Ayuda para el Medio Oriente
013711
$
Da Esperanza
Español
Quantcast