Construimos iglesias en la República Democrática del Congo

13 de enero 2023 – República Democrática del Congo
Miembros de la asamblea evangélica en Sorodo entran a su nuevo edificio.
Miembros de la asamblea evangélica en Sorodo entran a su nuevo edificio.

En la provincia volátil de Ituri en este país, Samaritan’s Purse está ayudando a construir casas de adoración, emblemas de paz y refugio en el Señor Jesucristo.

Construye una casa de alabanza
013757
$
Donar

Esa tarde lluviosa, el pastor Mbunya sonrió ampliamente mientras daba la bienvenida a los visitantes al nuevo edificio en la aldea de Chykele donde hoy su congregación puede adorar. Han soportado décadas de incertidumbre sobre dónde reunirse cada semana como una familia e iglesia. Pero finalmente ese tema ha sido solucionado.

Los líderes de iglesia celebran el nuevo edificio en Chykele.

Los líderes de iglesia celebran el nuevo edificio en Chykele.

El pastor sonrió y señaló con incredulidad el techo con hojas de hierro donde la lluvia golpeaba con fuerza. Tener un techo permanente sobre sus cabezas ha sido un sueño durante décadas para esta iglesia, Communauté Evangélique au Centre de l’Afrique (Comunidad evangélica de África Central).

“Después de 29 años, ¿qué puedo decir?” preguntó.

Ha habido muchos comienzos fallidos en el camino, pero ahora pueden finalmente encontrar refugio en una estructura terminada donde pueden adorar y celebrar la obra de Dios.

Y esta vez no necesitan derrumbar todo el edificio, lo que sucedió en 1993 cundo un error de construcción resultó en que la estructura no pudiera sostener su propio peso.

Más tarde, en 2005, los forzaron a huir a provincias y países cercanos cuando los grupos armados los echaron, una tragedia más en una tensión sangrienta y larga entre la milicia local en Ituri y el ejército nacional. Por más de dos años, la aldea de Chykele no tuvo habitantes. Cuando regresaron a casa, el edificio sin terminar de la iglesia había sido vandalizado y no podía repararse.

“Había orificios de balas en todas partes”, dijo el pastor Mbunya con un suspiro. “Dispararon al techo y había hoyos visibles como resultado. Tuvimos que derrumbar todo”.

Ver la mano de Dios obrar

Las iglesias en la República Democrática del Congo enfrentan muchas dificultadas y desafíos y por esa razón, por más de una década, Samaritan’s Purse ha estado trabajando en esta nación de África Central. Al servir al lado de las congregaciones para ayudar a los que sufren en sus comunidades, también hemos provisto a estas iglesias con el material para construir, reparar o reedificar lugares de oración que durarán por años.

Church members, leaders, and our staff celebrate the newly-finished structure.

Church members, leaders, and our staff celebrate the newly-finished structure.

El pastor Mbunya supo de Samaritan’s Purse por medio de los muchos talleres y eventos de capacitación en la región. Escribió una carta a nuestro equipo y “un día nos sorprendimos de ver un camión llegar al terreno de la iglesia con material de construcción”.

Usaron los materiales que proveímos y grupos de construcción del área, y la iglesia empezó a tomar forma sobre los cimientos de años atrás. En el otoño de 2022, se dieron los últimos toques a la estructura.

Un edificio sólido en esta área rural tiene un impacto diverso en la comunidad. Por supuesto, en primer lugar, los miembros de la iglesia ahora tienen un espacio dedicado a sus reuniones y un lugar desde el que pueden ministrar como iglesia. Pero tal estructura en un lugar como ese también atrae la atención de toda el área y acerca a las personas a las oportunidades de escuchar el Evangelio y experimentar el amor de Dios en la comunidad cristiana.

“Hemos visto la mano de Dios en todo esto y Su bendición para apoyar de parte de Samaritan’s Purse”, dijo el pastor Mbunya, quien espera que un día pronto puedan ser anfitriones de una conferencia y capacitación para fortalecer a otras iglesias en la región. “El impacto de la construcción de la iglesia ha sido visible. Muchas personas asisten ahora a la iglesia después de ver el hermoso edificio que tiene la iglesia. Estamos contentos, motivados y con ánimo para servir al Señor en este nuevo santuario”.

Gratitud a Dios por el tiempo perfecto

En la aldea cercana de Sorodo, Trophine, un anciano de la iglesia había soñado toda su vida por un santuario así, uno que pudiera aliviar algunas de las preocupaciones y problemas de la estructura que por muchos años tuvo su iglesia, la Asamblea evangélica de Sorodo.

Trophine, un anciano de muchos años de la iglesia en Sorodo, celebra la respuesta de una oración de muchos años.

Trophine, un anciano de muchos años de la iglesia en Sorodo, celebra la respuesta de una oración de muchos años.

Por casi tres décadas, la pequeña estructura con techo de pasto y muros de lodo estuvo a punto de colapsar. El edificio luchaba contra el viento y la lluvia. En septiembre de 2019, una tormenta azotó la región y las preocupaciones se hicieron realidad. Un fuerte viento sopló y tiró el techo de la iglesia y destruyó el edificio.

Pero ahora, pueden ver atrás con más gratitud, porque en 2022 Dios usó a Samaritan’s Purse para solventar la necesidad de la iglesia, al proveer los materiales y otros recursos para reconstruir.

“Damos gracias a Samaritan’s Purse, pues en el tiempo perfecto de Dios, los trajo a nosotros”.

En noviembre, después de muchos años de reunirse en un edificio local, tuvieron sus servicios en el nuevo edificio.

La calidad de la estructura permanente da a la iglesia mayores oportunidades para evangelismo, educación y participación de la comunidad.

“Damos gracias a Samaritan’s Purse, pues en el tiempo perfecto de Dios, los trajo a nosotros”, dijo Trophine, expresando su esperanza para las futuras generaciones de familias en Sorodo. “Sin la ayuda de los que dieron para este proyecto de Samaritan’s Purse, esto no sería posible Que Dios les bendiga en abundancia”.

APOYO
Members of a congregation in Chuma, Bolivia, attend church services in a building constructed by Samaritan's Purse.
Construye una casa de alabanza When Jesus asked the disciples who they believed He was, the Apostle Peter declared: “You are the Christ, the Son of the living God.” Jesus replied, “Flesh and blood has not revealed this to you, but my Father who is in heaven. And I tell you, you are Peter, and on this rock I will build my church” (Matthew 16:16-18, ESV). Later, Peter preached to the diverse crowds at Pentecost, and the Gospel went around the world through the power of the Holy Spirit. More than 2,000 years later, this global body of believers continues to multiply—even though many fellowships do not have a proper place to meet. Your gift helps Samaritan’s Purse build or repair churches in countries like Niger and Ethiopia, where believers can meet for worship.

Church Construction & Bible Camps 013757
$

Más

Español
Quantcast