Ella nunca supo que hubiera tanto amor

17 de octubre 2022 – Estados Unidos
Nuestros voluntarios recuperaron un tablón a mano donde ella registraba el crecimiento de sus hijos durante los años.
Nuestros voluntarios recuperaron un tablón a mano donde ella registraba el crecimiento de sus hijos durante los años.

Los voluntarios de Samaritan’s Purse ayudaron una madre soltera en Florida a recuperarse después del huracán Ian y le mostraron que podía confiar otra vez.

Ayuda para desastres en EE. UU
013622
$
Donar

Cuando el huracán Ian azotó el suroeste de Florida como una tormenta de categoría 4 el 28 de septiembre, hirió la ciudad costera de Fort Myers con fuertes vientos, lluvia catastrófica y una inundación épica.

Edward Graham visited Vivian and volunteers working at her Fort Myers home.

Edward Graham visitó a Vivian y a los voluntarios que trabajaban en su casa en Fort Myers.

Vivian eligió quedarse durante la tormenta junto con su hija de 16 años pensando que sin importar lo terrible del huracán, el agua no subiría lo suficiente a su porche elevado ni pasaría por la puerta.

Se equivocó.

SE NECESITAN VOLUNTARIOS: FORT MYERS | ENGLEWOOD | PUNTA GORDA

“Mi hija y yo veíamos la tormenta por la ventana delantera y el agua se tragó nuestro auto y llegó al porche”, dijo Vivian. “Luego empezó a entrar por la puerta y por las paredes. Le dije que teníamos que salir de ahí”.

Las dos corrieron a la puerta trasera y pensaban cruzar al departamento de dos pisos que tiene Vivian. El patio estaba inundado.

“Tuvimos que nadar por el patio trasero hasta los escalones del departamento”, dijo Vivian. Se quedaron en el segundo piso por unas 12 horas hasta que bajaron las aguas.

Un nuevo par de botas

Luego Vivian caminó kilómetro y medio hasta su iglesia, descalza.

“Me quedé con los zapatos que casi no uso y están arriba del clóset, como mis tacones altos”, dijo Vivian. “Mis zapatos del diario estaban en el piso y se arruinaron. Así que no tenía zapatos y tenía miedo que pudiera lastimarme con clavos u otros escombros y cortar mis pies. Así que decidí caminar a la iglesia, Citygate Ministries, que está a kilómetro y medio, para ver si podía conseguir unos zapatos”.

Los voluntarios ayudaron a Vivian a remover sus pertenecías y escombros de su hogar.

Los voluntarios ayudaron a Vivian a remover sus pertenecías y escombros de su hogar.

En la iglesia, Vivan recibió un nuevo par de botas. Estaba emocionada.

“Estaba contenta de que ahora tenía un par de botas de regreso a casas”, dijo. Y mientras estaba en la iglesia, vio varios camiones con ayuda de Samaritan’s Purse en el estacionamiento y supo que los equipos de voluntarios estaban ayudando a los propietarios a limpiar sus propiedades.

Samaritan’s Purse rápidamente envió unidades para asistencia en desastres —camiones llenos de suministros y equipos— para empezar a ayudar a las comunidades después de la tormenta. Los voluntarios empezaron a trabajar el 1 de octubre y ahora sirven en tres ubicaciones de Florida para sacar el lodo de las casas, reparar techos y limpiar los escombros de las propiedades.

Vivian no tenía seguro para inundaciones y recientemente había dejado su trabajo para mejorar su salud pues batallaba con cáncer. Esto incluía cirugías recientes y tratamientos que requerían períodos de recuperación y la dejaron exhausta.

El huracán parecía haber llegado en el peor momento, pero cuando los voluntarios aparecieron justo a tiempo, Vivián creyó que Dios mismo aparecía en respuesta a sus oraciones.

“En verdad es Dios. Desde que pasó el huracán, olas de personas han venido para amarme y orar por mí. Ha sido maravilloso. Nunca supe que hubiera tanto amor”.

“Cuando regresé a la casa, una amiga de la iglesia estaba ahí y le dije que había llenado una forma de registro con Samaritan’s Purse pero que no sabía cuánto tardarían. Esperaba que llegaran antes de que apareciera el moho”, dijo Vivian. “Así que, ella dijo: ‘Oremos que vengan pronto, quizá mañana’”.

Cuando pararon de orar, caminaron afuera y un camión de Samaritan’s Purse se estaba deteniendo frente a su casa con dos asesores que evaluaron los daños. Un equipo de voluntarios llegó a la siguiente mañana y empezó a remover el yeso, echar spray para el moho y llevar fuera el escombro.

“Me sorprendió cuán rápido Dios contestó nuestras oraciones”, dijo Vivian. “Y me sorprende que personas de Arizona y North Carolina y otros lugares estén dispuestos a ayudarme y no pidan nada a cambio”.

“Soy una adicta en recuperación. No estoy acostumbrada a que la gente me trate bien sin esperar algo a cambio. Me cuesta tanto trabajo confiar. Pero esto es tan diferente. Es realmente Dios. Después que pasó el huracán, olas de persona han venido para amarme y orar por mí, incluyendo a Edward Graham. Ha sido tan maravilloso. Nunca supe que hubiera tanto amor”.

Bendecida para bendecir

Vivian estaba tan agradecido por el trabajo de los voluntarios de Samaritan’s Purse que se registró para ser voluntaria y ayudar a otros. Esté empezando a ver esta tormenta como una bendición.

Todos ayudaron a limpiar la casa de Vivian.

Todos ayudaron a limpiar la casa de Vivian.

“Ha sido una experiencia hermosa”, dijo Vivian. “Me ha hecho darme cuenta de que hay mucho por lo que agradecer y alabar a Dios. La mejor parte de esta experiencia ha sido que Dios me ha mostrado, a través de otros, cuánto me ama”.

Please continue to pray for those suffering throughout southwest Florida and for our staff and volunteers as they serve as the hands and feet of Jesus. If you would like to volunteer, please go to spvolunteer.org para saber más.

APOYO
Ayuda para desastres en EE. UU Samaritan's Purse moviliza y equipa a miles de voluntarios cada año para ayudar a las víctimas de emergencias dentro de EE. UU. que han sufrido por fuegos forestales, inundaciones, tornados, huracanes y otros desastres naturales. Después de los daños producidos por las grandes tormentas, usualmente nos quedamos para reconstruir casas para las personas que no tienen a dónde más acudir por ayuda.

Ayuda para desastres en EE. UU.
$

Más

Español
Quantcast