Los marineros enfrentan mares difíciles para llevar cajas de regalos en el Pacífico

20 de julio 2022 – Islas del Pacífico
Cuando un queche llegó las islas de Mejatio y Ebadón llevando cajas con cajas de regalos de Operation Christmas Child, el acceso estuvo tan complicado que se requirió de un barco más pequeño para llevar las cajas a tierra firme.

Un equipo misionero de las Islas Marshall navegó a un aislado atolón para organizar eventos evangelísticos de Operation Christmas Child.

Las niñas del atolón de Kwajalein se gozaron al explorar lo que había dentro de las cajas de regalos.

Un equipo de siete salió en un barco llamado Cloud Nine con cajas llenas de cajas de regalos de Operation Christmas Child. ¿Su destino? Un atolón aislado de Kwajalein. Allí viven casi 11.000 personas en 100 pequeñas islas. Este atolón es parte de las Islas Marshall, una nación ubicada en el océano Pacífico entre Hawái e Indonesia. Ubicado en un arrecife de más de 1.500 metros cuadrados y con una de las lagunas más grandes, este atolón es un lugar en los confines de la tierra que no tiene acceso ni siquiera con botes.

“Tuvimos una navegación complicada, y cuando llegamos dentro de la laguna no había buen tiempo ni dónde anclar, pero nos sentíamos a salvo”, dijo Katie, una misionera de las Islas Marshall que fue junto con su esposo Scott, el capitán del queche.

Before receiving their shoebox gifts, children learn about God’s Greatest Gift—Jesus Christ.

Cuando llegaron a la isla de Mejatto, otro pequeño bote los llevó a tierra firme con las cajas. Ahí organizaron un evento evangelístico en el que compartieron el Evangelio en una manera agradable para los niños y distribuyeron 98 cajas de regalos que fueron empacadas con amor por personas alrededor del mundo. Movidos por estas expresiones tangibles de amor y las historias de las Escrituras, un total de 87 niños aceptaron a Jesucristo como su Señor y Salvador personal ¡durante el evento!

“Fue asombroso”, dijo Katie, pero mientras el equipo distribuía las cajas, el clima cambió. Afortunadamente, el capitán Scott se había quedado en el Cloud Nine para guiarlo por el enorme aguacero que arrastró el ancla 45 metros.

“Fue un poco temeroso pues lo único atrás era el arrecife”, dijo Katie, “pero pudo volver a poner el ancla y aseguró el bote para la noche”.

No más olvidados

Al siguiente día, el equipo visitó Ebadón, conocido como la isla olvidada. Se les advirtió que solo tenían cinco horas para entrar y salir durante la marea alta. De lo contrario, el nivel del agua bajaría tanto que sería imposible navegar ya que el arrecife es enorme.

Un equipo misionero de las Islas Marshall organiza un evento evangelístico para presentar el Evangelio a los niños del atolón de Kwajalein.

Decididos, el equipo subió las cajas de regalos al barco y salieron rumbo a la isla con población de 74. Cuando llegaron a tierra firme, Kebot, el alcalde, director y maestro, todo en uno, les dio una cálida bienvenida y los llevó a la escuela donde se llevó a cabo el evento. Entre cantos y obras teatrales, el equipo presentó el Evangelio y 47 niños recibieron las cajas de regalos. Damos gracias a Dios porque 41 de estos niños creyeron en Jesús como su Señor y Salvador.

El equipo dejó la isla con gratitud por todo lo que Dios hizo, con los regalos de collares de flores y tocados para la cabeza de parte de los residentes de Ebadón.

Operation Christmas Child y los eventos evangelísticos de las Islas Marshall son parte de una iniciativa aún mayor de Samaritan’s Purse buscando alcanzar a 500.000 niños en las 1.000 islas del Pacífico con cajas de regalos y una presentación del Evangelio del Señor Jesucristo.

El asombro llena los ojos de los niños que esperan abrir sus cajas de regalos.

APOYO
Operation Christmas Child Through Operation Christmas Child, Samaritan’s Purse is sharing the Good News of Jesus Christ with millions of boys and girls in more than 100 countries each year. Many of these children have never before received a present or heard the true meaning of Christmas—until they open a gift-filled shoebox from a person like you. Some people are not able to give the $10 per shoebox we request for shipping and related costs. By adopting a shoebox, you can partner with them to deliver the Gospel and help "a fin que seas para salvación hasta lo último de la tierra"(Hechos 13:47, RVR1995).

Operation Christmas Child 013477
Adopt a Shoebox: $10 | Adopt a Carton of 15 Boxes: $150
$

Más

Español
Quantcast