Bajo los Palos de Mango

12 de marzo, 2015 - FIJI
The Greatest Journey in Fiji

Líderes de las iglesias de FIJI están usando la guía de estudio de "La Gran Aventura" para enseñar cómo seguir a Cristo a los niños que recibieron una caja de regalos.

Al otro lado de la nación de la isla del Pacífico Fiji, el palo de mango -un objeto sagrado para el hinduismo- está siendo utilizado como salón de clase para niños y niñas de diferentes religiones que están aprendiendo sobre Jesús, por medio de "La Gran Aventura", el curso de discipulado de Samaritan's Purse que fue diseñado para los niños que reciben las cajas de regalos de Operation Christmas Child.

Poder llegar hasta uno de estos salones de clases en Viti Levu, una de las islas más grandes de Fiji, significa viajar por un largo pedregal, forrado de plantas de caña de azúcar de 10 pies de alto. Dentro de estos terrenos y en las afueras de la mina de oro del pueblo Tavua, está una villa de campesinos hindú.

Los niños recibieron gozosos las cajas de regalos el 22 de enero. Rohit Krishna, el pastor de ocho villas del área, dijo que los regalos llevaron un mensaje claro: "Hay alguien que se interesa por nosotros".

The Greatest Journey Fiji

después de recibir una caja de regalos, muchos niños se registran para "La Gran Aventura".

Un mes después, el pastor empezó el primer curso de 12 lecciones. Él anticipó que unos 25 niños podrían asistir a la clase inicial, pero aquel sábado por la tarde, muchos niños y niñas seguían viniendo hasta que fueron cerca de 50 los presentes.

Mientras los niños pequeños se reunían en la casa de una familia hindú, los grandes se reunían afuera bajo un árbol de mango, para escuchar al Pastor Anand Singh, un ex-hindú que podía enseñar en los idiomas hindi e inglés.

El Pastor Rohit miró con agrado como toda una nueva generación estaba aprendiendo sobre Jesús.

"Yo traté de alcanzarlos (a ellos) pero no sabía cómo", dijo él. "Operation Christmas Child me ha mostrado cómo ministrar a los niños".

El Pastor Anand estaba muy entusiasmado de ver todos los niños y niñas.

"Es difícil para las personas hindú salir de sus casas para participar en programas de la iglesia", dijo él.

Mientras enseñaba la primer lección sobre Dios el Creador, Anand tenía varios niños ayudándolo a sostener los rótulos de cada palabra de Génesis 1:27: "Y Dios creó al ser humano a su imagen". Toda la clase lo leyó al mismo tiempo una y otra vez para memorizarlo.

Anand entonces los dirigió en una canción: "Las huellas digitales de Dios están en todos lados solo para mostrarnos cuánto Él se interesa por nosotros".

Empezó a llover levemente, pero la clase continuaba hasta que empezó a llover muy fuerte.

The Greatest Journey Fiji

Los niños en Fiji están orando para recibir a Cristo como su Salvador, después de aprender sobre Él por medio de "La Gran Aventura".

Hace un mes, los niños tuvieron la oportunidad de escuchar sobre Jesús y experimentar el gozo de Él al recibir una caja de regalos. Ahora, ellos están tomando el primer paso de su vida de seguidores de Cristo al contarle a otros sobre Él.

"No solo les estamos dando cajas de regalos y diciéndoles 'Dios te ama y ahora váyase a su casa'. Les estamos dando la oportunidad de conocer a Dios, de caminar con Él y de contarle a otros sobre Él", dijo Anand. "Estamos haciendo discípulos que van a ir a discipular a otros".

Anand es el coordinador de "La Gran Aventura" en el noreste de Fiji, sirviendo a 300 iglesias. El presentó el programa y entrenó a los maestros locales en cómo conducir las clases.

El curso de 12 lecciones se divide en tres segmentos. Las primeras cuatro lecciones hablan sobre quién es Dios. Las cuatro siguientes describen cómo caminar con Jesús, mientras que las últimas cuatro le enseñan a los niños a cómo compartir su fe con los demás.

The Greatest Journey Fiji

estas lecciones le dan a los líderes de iglesias, como el Pastor "Waisea" Liwaiano, la oportunidad de llevar el Evangelio por toda esta nación insular, desde sus villas, hasta bajo los árboles de mango.

"Esto le da a (los cristianos locales) la oportunidad de llegar a las comunidades que nunca han escuchado del Evangelio", dijo Anand.

Más de 150 millas al norte de Tavua en la isla de Vanua Levu, la segunda más grande de Fiji, está la villa musulmana e hindú llamada Laduna. En una loma de tierra roja, los niños se reúnen sobre una estera de caña, bajo un gran palo de mango, mientras el Pastor "Waisea" Liwaiao pregunta: "Quieren aprender más sobre Jesús?".

"¡Sí!" contestan los niños.

"Quieren aprender más sobre Jesús?", pregunta Waisea otra vez.

"¡SÍ!" contestan ellos esta vez más fuerte.

The Greatest Journey Fiji

Si no hay espacio bajo el palo de mango, algunos niños utilizan una rama.

Dos niños se sentaron en la parte baja de una rama colgante del árbol de mango, mientras otros dos se inclinan contra la base de una roca. Todos los 25 niños estaban deseosos de estudiar la primera lección de "La Nueva Aventura" durante la clase del jueves por la tarde. Ellos repetían Génesis 1:1 muchas veces "En el principio creó Dios los cielos y la tierra".

Esta no es la primer clase que se reúne aquí. Temprano, una clase de 15 empezó el curso bajo un árbol cruzando la calle. Para la tercer lección, ya habían aumentado a 80 los participantes (incluyendo los padres), por lo que para la cuarta lección se tuvieron que mover a un árbol más grande en la colina.

Mirando la necesidad de más espacio, el dueño de las tierras ofreció una parte de su propiedad a los participantes para que construyeran un refugio. Antes de la quinta clase, ya habían construido un refugio de 12 pies, abierto y con un techo de hojalata.

Los niños continuaron reuniéndose bajo el palo de mango, mientras en el refugio, Waisea enseñaba a los padres el mismo contenido pero para adultos.

Ilisabeht de doce años fue parte de las clases. Ella aún conserva su artículo favorito de su caja de regalos, una muñeca llamada Teddy. Pero aún mejor que esto, ella disfrutó el aprender cómo Jesucristo murió por sus pecados y le contó a sus hermanos en casa. Su versículo de la Biblia favorito es "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" (Filipenses 4:13).

The Greatest Journey Fiji

Sakiusa y sus amigos disfrutan aprendiendo sobre Jesús.

Para Sakiusa de 10 años, los regalos más preciados de su caja de regalos fueron un libro, un balón, un jabón y un estuche para lápices en forma de carro de juguete. Pero él también disfrutó mucho aprender sobre Jesús y su parte favorita de "La Gran Aventura" fue la lección cuatro, acerca de cómo Jesús es su mejor amigo. Él tomó la decisión de aceptar a Cristo durante esa clase.

Sakiusa viaja cuatro horas a Laduna con su mamá cada semana para la escuela. Solo regresan a casa con su papá los viernes y sábados. Su amistad con Jesús lo ayudó mucho y lo acompañó en sus viajes constantes.

Sin importar la isla, los niños en Fiji están aceptando a Cristo como su Salvador y compartiéndolo con sus amigos y familiares por medio de las clases de discipulado "La Gran Aventura". Los palos de mango están fomentando un crecimiento en Cristo en lugar de ser utilizados para adorar a otros dioses.

El Pastor Waisea, coordinador nacional de "La Gran Aventura" en Fiji, está entusiasmado de ver cómo Dios usará este programa para impactar su nación para futuras generaciones.

"Ore por cada niño pequeño que ha participado en 'La Gran Aventura' para que lo que se ha plantado en ellos pueda crecer, provocando que se conviertan en misioneros, pastores y mentores", dijo él.

APOYO
Therefore pray the Lord of the harvest to send out laborers into His harvest.(Matthew 9:37-38). God is answering those prayers through The Greatest Journey, the discipleship program Samaritan’s Purse offers for boys and girls who receive shoebox gifts through Operation Christmas Child. We train teachers and supply local churches with everything they need—including Bibles for graduates. Through The Greatest Journey, over 3.8 million children have prayed to receive Jesus Christ as their Savior, and 4.2 million have promised to prayerfully share the Gospel with friends and family.
La Gran Aventura Jesús nos recuerda que el Reino de Dios está lleno de personas que tienen fe como un niño. "Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de los cielos es de quienes son como ellos" (Mateo 19:14). Alabamos a Dios que más de cinco millones de niños se han decidido por Cristo por medio de "La Gran Aventura". Durante su graduación les obsequiamos un Nuevo Testamento en su propio idioma para que puedan continuar su crecimiento en la fe y compartir a Jesús con sus amigos y familiares. Tu donación de $6 por niño nos permitirá entrenar a maestros voluntarios locales y proveerles los materiales necesarios para las 12 lecciones del curso, incluyendo las Biblias de la graduación.

OCC-La Gran Aventura 013943
Donación sugerida: $6 o $6,000 para 1.000 niños
$

Más

Español
Quantcast