Buscando esperanza y recuerdos después de los incendios en Colorado

enero 19, 2022 • United States

Los equipos de voluntarios de Samaritan’s Purse buscan entre las cenizas para encontrar posesiones valiosas de los propietarios en Boulder.

Ayuda para desastres en EE. UU.
013622
$
Donar

Parada sobre un montículo de cenizas de lo que una vez fue su casa, Karla Bennett luchó contra las lágrimas y dijo: “El hogar es como el abrazo de la madre, y extraño eso. Puedes estar en un lugar con cuatro paredes, pero no es lo mismo que cada día – todo se ha ido”.

Más de 1.000 hogares se destruyeron en el incendio a finales de diciembre.

Más de 1.000 hogares se destruyeron en el incendio a finales de diciembre.

Para Karla y casi 1.000 familias en los suburbios de Boulder County, Colorado, el incendio Marshall fue una tragedia inesperada que siempre marcará sus mentes con recuerdos de aguda pérdida. En menos de 24 horas se quemaron 2.400 hectáreas, con un evento denominado el peor incendio en la historia de Colorado, lo que provocó el desplazamiento de familias y sacudió las comunidades locales hasta lo más hondo.

Hoy, el personal de Samaritan’s Purse y los voluntarios están en el lugar de los hechos, trabajando con las familias afectadas por el incendio. Cada día los equipos buscan en las cenizas y buscan recuerdos valiosos entre lo que pudo haber sobrevivido a las llamas. Al dar una mano, los voluntarios sirven como recuerdos tangibles a las victimas de que Dios está con ellos incluso en la tragedia.

Un escape frenético

Los residentes de Boulder County Jeremiah Ingram y su esposa Kim (en el video arriba) acababan de construir su hogar once meses atrás. La pareja y su hija de ocho años eran activos en la comunidad, pues pensaban vivir ahí el resto de sus vidas. “Aquí queríamos que creciera nuestra hija”, dijo Kim mientras miraba los escombros de su casa.

Only 11 months after construction, ash and rubble are all that remain of Jeremiah and Kim Ingram's "forever home."

A once meses de la construcción, solo quedan cenizas y escombros de lo que sería el hogar para siempre de Jeremiah y Kim Ingram.

La tarde del incendio, empezaron las órdenes de evacuación en el condado. “Miramos afuera y vimos humo en la distancia”, dijo Jeremiah. Los residentes preocupados empacaron maletas mientras los tremendos vientos alcanzaban 160 kilómetros por hora y llevaban las llamas a los campos secos creando un camino propicio hacia los suburbios.

“Siempre hay incendios”, dijo Jeremiah. “Normalmente están en las montañas. No tan cerca”. Mientras los Ingram se preparaban para la evacuación, escombros y brasas llenaron el ambiente. Al pasar esos últimos momentos en casa, Jeremiah señaló una colina cercana y vio las flamas destruir todo a su paso. “¡Debemos salir ahora mismo!” Jeremiah dijo a su familia.

Los Ingram compartieron el auto con los vecinos y salieron a la carretera principal, sin poder ver por el humo oscuro. “Fue como algo apocalíptico”, explicó Jeremiah. Mientras los conductores llenos de pánico se detuvieron en el camino, Kim siguió manejando hasta que el humo se disipó un poco para ver y salir a tiempo.

Lidiando todavía con la pérdida

Gerente de propiedades y artista local, Karla ha perdido mucho en las últimas semanas. “Estoy viviendo en la casa de mi madre que murió dos semanas antes del incendio”, compartió.

Volunteers gather to pray with homeowner  Karla Bennett following completion of work at her home. Volunteers also presented her with a special Bible signed by the team.

Los voluntarios se reúnen para orar con Karla Bennett después de completar su trabajo en su casa. Los voluntarios le dieron una Biblia firmada por el equipo.

Mientras lamentaba la muerte de su madre, el incendio quemó el hogar de solo ocho meses de Karla.

“El 30 de diciembre mi hogar se quemó totalmente”, continuó Karla. “Salí a almorzar y desapareció. En ese corto tiempo, traté de volver y no pude. Se había ido”.

Ahora, sin dónde vivir, se ha ubicado en la casa de su finada madre, rodeada de lo que resta de su vida.

El personal de Samaritan’s Purse le preguntó a Karla lo más difícil de esta pérdida. Con lágrimas en los ojos y sin casi poder hablar, murmuró: “La pérdida de los recuerdos que puedes tocar. Ya no puedes tocarlos. Es duro”.

Recuperando recuerdos invaluables

A la fecha cerca de 260 voluntarios de Samaritan's Purse han buscado entre las cenizas de casi 50 hogares en Boulder County. Seccionan partes de la casa donde había armarios y roperos, donde estratégicamente los voluntarios buscan artículos de metal, vidrio y otras coas valiosas que pudieran sobrevivir.

While sifting through the ashes of what was once Karla Bennett's home, Samaritan's Purse volunteers were able to salvage multiple rings along with other precious items.

Buscando en las cenizas de lo que era la casa de Karla Bennett, los voluntarios de Samaritan’s Purse encontraron algunos anillos y otros objetos de valor.

Para Karla, pudimos recuperar el anillo de bodas de su esposo, algunas piezas de joyería y parte de una chaqueta de su hija. además de estos tesoros, los voluntarios salvaron una pieza de arte hecha de vidrio que Karla considera de sus más grandes recuerdos. “Me da un poco de alegría tener algo que físicamente aún puedo ver”, dijo.

Al hablar de los voluntarios que vinieron a ayudarla, Karla expresó que “todos han sido fantásticos, muy amables, generosos y serviciales. Lo agradezco mucho. Gracias por ayudarme”.

A una milla de distancia, nuestros voluntarios siguieron buscando entre los restos del hogar de Jeremiah y Kim, quienes ofrecieron su perspectiva del desastre y contaron la bendición de estar vivos. Después de una tarde de búsquedas, los voluntarios pudieron recuperar los anillos de boda de la pareja, algunos suvenires de sus viajes juntos y la caja fuerte que contenía importantes documentos y archivos.

Cuando conversábamos sobre el trabajo junto a Samaritans’ Purse, Jeremiah dijo: “Es consolador la ayuda. Me ha dado ánimo porque hay momentos cuando dudas de tus decisiones. ¿Qué pude haberme llevado? ¿Qué debí hacer? Las personas que vinieron a ayudarnos son de todo el país. Es un remolino, pero estamos agradecidos que quieran ayudar”.

Un llamado a servir

Los voluntarios de Samaritan’s Purse tienen una oportunidad única de ministrar a los propietarios que han perdido todo en Colorado. Para Jacob Feenstra, la elección fue sencilla. Después de ver la devastación, él, su esposa y sus tres hijas viajaron de Portland, Oregon, para servir a los necesitados. “Nos parte el corazón”, dijo. “Es difícil imaginar estar en el lugar donde has perdido todo. No me imagino pasar por eso”.

Ver tanto sufrimiento puede ser complicado, pero los cristianos son llamados por el Señor Jesucristo a amar a nuestros vecinos. Jacob dijo: “Creo que Jesús quiere que seamos los primeros en ayudar, los primeros en amar a los que están en necesidad, ser una luz brillando en la oscuridad. De eso se trata”.

Por favor, sigue orando por las familias impactadas por el incendio Marshall y los equipos de voluntarios que fielmente continúan buscando en las cenizas. Para más información de cómo servir en Colorado u otros lugares, visita spvolunteer.org.

APOYO
Ayuda para desastres en EE. UU. Samaritan's Purse moviliza y equipa a miles de voluntarios cada año para ayudar a las víctimas de emergencias dentro de EE. UU. que han sufrido por fuegos forestales, inundaciones, tornados, huracanes y otros desastres naturales. Después de los daños producidos por las grandes tormentas, usualmente nos quedamos para reconstruir casas para las personas que no tienen a dónde más acudir por ayuda.

Ayuda para desastres en EE. UU.
$
 

Más

Español
Quantcast