Sobrevivientes de inundaciones en Tennessee hablan sobre salvación y protección de Dios

31 de agosto, 2021 - Estados Unidos

El propietario de una casa recibe a Jesucristo como su Salvador, mientras otro alaba a Dios por preservarle la vida. Los voluntarios de Samaritan's Purse están viendo la mano de Dios después de las históricas inundaciones.

Ayuda para desastres en EE. UU.
013622
$
Donar

ACTUALIZACIÓN: Nuestra respuesta de ayuda al centro de Tennessee concluyó el 8 de septiembre. Alabamos a Dios por los cerca de 200 voluntarios que sirvieron en el nombre de Jesús. Vimos también la obra de Dios cuando siete personas vinieron a la fe de Cristo durante esta movilización.

En las horas de la mañana del domingo 22 de agosto, Jeff Klocko se vistió con su chaleco salvavidas y se preguntaba si sobreviviría. Las aguas de las inundaciones invadieron rápidamente su casa y amenazaba consumirlo todo.

Our volunteers had to rip out waterlogged walls and flooring in Jeff's home.

Nuestros voluntarios tuvieron que arrancar las paredes y pisos de la casa de Jeff, que fueron dañados por el agua.

"Empecé a tirar cosas rápidamente en canastas pero el agua subió más rápido, que muy pronto todo estaba dando vueltas y flotando", dijo él. "Hasta la alfombra estaba flotando".

Casi todas las pertenencias personales de Jeff fueron destruidas por las catastróficas inundaciones que devastaron las comunidades en la parte central de Tennessee. Todo el equipo que Jeff utiliza para su negocio de corte de césped también se arruinó, dejándolo sin ninguna fuente de ingreso. También tuvo que observar como las potentes aguas arrastraron su carro.

El vecino de Jeff temió aún más cuando las aguas removieron completamente la fundación de su casa y la arrojó en un campo cercano, dejando solamente unos ladrillos esparcidos sobre concreto, dejando como evidencia de que ahí mismo hubo antes una casa.

Jeff estaba desconcertado por la fatal e histórica tormenta, sin precedentes en el Condado Humphreys. "No sabía realmente que iba a hacer. Estaba en choque", dijo Jeff. "Sentía como si estuviera deambulando".

Jeff sabía que necesitaba mucha ayuda pero no esperaba que esta viniera de personas que no lo conocían: un grupo de personas con camisetas anaranjadas, que estaban dispuestas a trabajar junto a él durante tiempos desesperantes y sin esperar nada a cambio.


"Completos extraños querían ayudarme. Ahí fue donde me perdí", dijo Jeff. "No había llorado por mi casa, pero cuando ustedes me llamaron y me preguntaron si deseaba ayuda, eso fue muy emocional".

Los voluntarios de Samaritan's Purse trabajaron por varios días para remover las pertenencias, piso, paredes y gabinetes de cocina dañados por el agua. También ayudaron a rociar contra el moho.

Jeff y su familia estaban abrumados cuando el equipo terminó, ya que habían dejado la casa lista para que los contratistas vinieran para la siguiente fase de restauración.

"Esto no hubiera sido posible sin su ayuda, eso es seguro", dijo Karen Stevens, la hermana de Jeff. Karen y su esposo sacaron unos días de trabajo manejaron 11 horas desde Michigan para venir y estar con Jeff.

"Solo se necesita esa mano amiga. Esto es maravilloso", dijo ella. "Estos voluntarios tienen el conocimiento para hacer este trabajo porque ya lo han hecho antes. Nunca hemos visto algo así".

Salvación después de la tormenta

Jeff reconoció algo diferente en el equipo de Samaritan's Purse porque en cuanto llegaron a su casa él se sintió más positivo, motivado y con esperanza. "Ustedes son como una luz", dijo él.

Jeff celebra después de orar para recibir a Jesucristo como Su Señor y Salvador.

Jeff celebra después de orar para recibir a Jesucristo como Su Señor y Salvador.

Durante los siguientes días, después de hablar con los voluntarios y el Equipo de Respuesta Rápida de Billy Graham, Jeff entendió que nuestros voluntarios estaban sirviendo en el nombre de Jesús, con Su fortaleza y para Su gloria.

Alabamos a Dios que Jeff hizo la oración para recibir a Jesucristo como su Señor y Salvador personal. Jeff lloró mientras compartía con el equipo de Samaritan's Purse sobre su decisión de seguir a Cristo y cómo su perspectiva de la vida había cambiado.

"Había perdido todo, pero ahora tengo paz interna", dijo él.

Jeff, así como todos los dueños de casa que Samaritan's Purse ayudó, recibió una Biblia firmada por cada voluntario que trabajó en casa. Y en este hogar, la presentación de la Biblia y el tiempo de oración fueron especialmente significativos, ya que los voluntarios celebraron a conversión de un nuevo creyente en Jesús.

"Oro para que esta Palabra sea de aliento y motivación por usted y le de todo lo que su vida necesita, fresca y nueva en Cristo", dijo el voluntario Todd Henson.

Agradecido de estar vivo

Mientras Shane Gannon observaba como las aguas de las inundaciones continuaban creciendo, llamó al 911 solo para enterarse que 100 familias más estaban adelante de él en la lista de evacuación.

Sarah Rutland and our team did a complete mud-out at Shane's home.

El líder del equipo del lugar Sarah Rutland y nuestro equipo, removieron completamente el lodo de la casa de Shane.

"Ahí fue cuando me dio pánico. Fue la primera vez en mi vida que pensé: pueda que hoy muera".

En ese momento, las aguas estaban corriendo fuertemente dentro de su hogar y casi lo derriban y la cama en donde la esposa de Shane estaba apoyada empezó a flotar.

Su esposa padece del síndrome Guillain-Barre, el cual, entre otras cosas, afecta la estabilidad muscular y habilidad para caminar. Shane sabía que estaban atrapados hasta que el agua empezara a disminuir lo suficiente como para él poder cargarla afuera de su casa.

Después de casi tres horas de esperar, mirar y orar, la pareja finalmente salió de su casa inundada. Pero la exposición de agua contaminada no es nada bueno para una persona que tiene su sistema inmune comprometido, por lo que Shane terminó llevando a su esposa al departamento de emergencias ese día.

Shane is grateful to God for sending Samaritan's Purse volunteers during his time of critical need.

Shane está agradecido con Dios por enviar a los voluntarios de Samaritan's Purse durante este tiempo de urgente necesidad.

Mientras Shane se preocupada y cuidaba de su esposa, también pensaba qué era lo que iba a hacer con su casa.

"El Señor envió a Samaritan's Purse a mi puerta. Fue una intervención divina, eso es exactamente lo que fue", dijo él.

Justo unos días después de la tormenta, nuestros voluntarios fueron a la casa de Shane para arrancar el piso y tirar las paredes, así como separar las pertenencias personales para encontrar algo que se pudiera salvar.

Pese a sus dificultades, la fe de Shane en Jesucristo permanece firme. Él recuerda la historia de Job en la Biblia como una inspiración.

"Job perdió todo, pero su fe no se tambaleó. Las personas usualmente no buscan a Cristo cuando las cosas van bien. Pero si estás de rodillas derrotado, vas a darle vuelta a tu vida".

Shane está orando para que durante el tiempo después de estas devastadoras inundaciones, las personas busquen a Cristo y confíen en Él.

"Es un mundo de oportunidad para que las almas aquí sean salvas".

Por favor ora para que el consuelo de Dios rodee a los que han perdido a un ser querido durante las inundaciones. Ora para que Dios continue usando los equipos de Samaritan's Purse para que puedan llevar ayuda y guiar a muchos a la salvación.

APOYO
Ayuda para desastres en EE. UU. Samaritan's Purse moviliza y equipa a miles de voluntarios cada año para ayudar a las víctimas de emergencias dentro de EE. UU. que han sufrido por fuegos forestales, inundaciones, tornados, huracanes y otros desastres naturales. Después de los daños producidos por las grandes tormentas, usualmente nos quedamos para reconstruir casas para las personas que no tienen a dónde más acudir por ayuda.

Ayuda para desastres en EE. UU.
$

Más

Español
Quantcast