Nueva Iglesia bautiza a nuevos creyentes en las montañas de México

May 5, 2020 • Mexico
EL PASTOR JOSÉ BENÍTEZ USA UN SCOOTER PARA TRANSPORTARSE A LA IGLESIA DONDE ATIENDE A DOCENAS DE NIÑOS QUE ESTÁN APRENDIENDO SOBRE EL AMOR DE DIOS PARA ELLOS.

UNA IGLESIA COMENZÓ EN UN POBLADO QUE NUNCA HABÍA OÍDO EL EVANGELIO A TRAVÉS DEL MINISTERIO DE UN PASTOR LOCAL EN ASOCIACIÓN CON OPERATION CHRISTMAS CHILD.

El pueblo de La Laguna, en el remoto México, hogar del pueblo Náhuatl, fue una vez un pueblo que nunca había oído el Evangelio de Jesucristo. Nadie en la comunidad de la montaña había escuchado el Nombre de Jesús. Nadie había escuchado que Dios los ama o cómo podrían tener una relación personal con el Salvador Viviente. Nadie tenía una Biblia.

Edward Graham talks with children and church members during a church dedication.

EDWARD GRAHAM ANIMA A NIÑOS Y ADULTOS DURANTE EL SERVICIO DE DEDICACIÓN DE LA IGLESIA.

Ahora, debido a la obediencia de un pastor para compartir el Evangelio y su visión para alcanzar a los niños a través de Operation Christmas Child, las Buenas Nuevas han llegado a La Laguna y la comunidad nunca volverá a ser la misma.

El 22 de octubre de 2019, niños, padres, maestros de escuela y amigos del área se reunieron para un servicio de adoración especial para dedicar el primer edificio de la iglesia en La Laguna. La iglesia nació después de que los niños vinieron a la fe en Cristo durante un evento de evangelismo de Operation Christmas Child y en las semanas siguientes durante La Gran Aventura, nuestro programa de seguimiento de discipulado para quienes reciben cajas de regalos.

Los niños compartieron con sus padres lo que aprendieron sobre Dios y la Biblia a través de las lecciones de discipulado, y como resultado, muchos adultos en La Laguna ahora también son cristianos.

“Los obsequios de las cajas de regalos de Operation Christmas Child son oportunidades para Evangelizar. Qué historia tan increíble de cómo Dios ha usado algo sencillo para alcanzar a los niños, compartir el Nombre de Jesús y enseñarles sobre el discipulado”, dijo Edward Graham, quien participó en el servicio de dedicación de la iglesia.

EL PASTOR JOSÉ BENÍTEZ USA UN SCOOTER PARA TRANSPORTARSE A LA IGLESIA DONDE ATIENDE A DOCENAS DE NIÑOS QUE ESTÁN APRENDIENDO SOBRE EL AMOR DE DIOS PARA ELLOS.

Hablando de Mateo 7:24-27, Graham animó a la congregación a permanecer fiel a la Palabra de Dios.

“La iglesia es el cuerpo de Cristo. Que este cuerpo de Cristo siempre se construya sobre la Palabra”, dijo. “Padres, siempre miren a la Palabra como fundamento. Hijos, que esta sea su fundamento a medida que crecen. Que esta iglesia salga a estas montañas y proclame con orgullo el Nombre de Cristo”.

Jim Harrelson, vicepresidente de Operation Christmas Child, expresó su gratitud a Dios por establecer la nueva iglesia.

“Esta iglesia será un faro vivo de luz y esperanza en Cristo para todos estos pueblos en los alrededores. Aquí estamos, en una de las partes más remotas del mundo, y se dedica una iglesia. Es abrumador”, dijo. “En todas las lenguas, tribus y naciones, el Señor está preparando a su pueblo para llevar el Evangelio hacia adelante. Estamos en medio de la fidelidad del Señor”.

Compromiso inquebrantable

Operation Christmas Child y La Gran Aventura marcaron un cambio radical en el ministerio del pastor José Benítez entre los pueblos indígenas de La Laguna. Ya estaba pastoreando una iglesia en un pueblo a varias horas de distancia cuando, a través de su transmisión de radio, una oyente de La Laguna llamada Eusebia escribió una carta explicando que ella quería saber más acerca de Dios.

EUSEBIA, UNO DE LOS PRIMEROS CREYENTES EN JESUCRISTO EN SU PUEBLO, Y SU NIETO JONATHAN CELEBRAN SU GRADUACIÓN DE LA GRAN AVENTURA. JONATHAN DIO SU CORAZÓN A CRISTO DURANTE UNA PRESENTACIÓN DEL EVANGELIO DE OPERATION CHRISTMAS CHILD EN EL PUEBLO.

EUSEBIA, UNO DE LOS PRIMEROS CREYENTES EN JESUCRISTO EN SU PUEBLO, Y SU NIETO JONATHAN CELEBRAN SU GRADUACIÓN DE LA GRAN AVENTURA. JONATHAN DIO SU CORAZÓN A CRISTO DURANTE UNA PRESENTACIÓN DEL EVANGELIO DE OPERATION CHRISTMAS CHILD EN EL PUEBLO.

El pastor José viajó a la aldea para encontrarse con Eusebia y se regocijó cuando ella se convirtió en seguidora de Cristo. “He sentido personalmente el Evangelio”, dijo. “Creo que Dios es bueno y que me ha traído la salvación. No hay otra manera de encontrar la salvación sin Jesús”.

Durante los siguientes 20 años, el pastor José hizo la ardua caminata por la montaña, a lo largo de un camino peligroso que a menudo se inundaba, para predicar y enseñar con la mayor frecuencia posible. Pero el fruto espiritual no llegaba. La gente no venía a la fe como lo había hecho Eusebia.

Sin embargo, el pastor José no se rindió. Continuó orando y compartiendo las Buenas Nuevas.

Y cuando decenas de niños llegaron a la fe a través de Operation Christmas Child, el pastor José no se detuvo allí. Enseñó La Gran Aventura, debajo de un árbol de mango e incluso entonces comenzó a orar por una casa de adoración en La Laguna.

“Veo un lugar donde podremos capacitar a niños y niñas para crecer en el Señor e ir a otras comunidades para compartir el Evangelio. El objetivo es seguir yendo a comunidades donde no han oído el evangelio”, dijo el pastor José.

¡TÚ PUEDES EMPACAR UNA CAJA DE REGALOS!

El pastor José ha tenido polio desde los 2 años y usa una motoneta para moverse ya que no puede caminar. Lleva un guante en la mano que usa para empujar la motoneta.

“Esto no ha sido un impedimento para llevar el Evangelio a quienes lo necesitan. Dios nos ha dado la fuerza para tomar Su Palabra”, dijo. “Es Dios quien me trajo a este lugar”.

Edward Graham pasó un tiempo animando y orando con el pastor José, llamándolo un “verdadero campeón para Cristo”.

“A los ojos del mundo, tal vez tenga excusa para decir ‘no puedo hacer eso’. Pero no ha dejado que eso lo detenga”, dijo Graham. “No es que sus pies se muevan, es que Jesús lo va llevando. Está siendo obediente al Evangelio”.

La próxima generación

El servicio de dedicación también incluyó un momento de bautismo para varios niños, todos los cuales se graduaron de La Gran Aventura. Jonathan, el nieto de Eusebia, dijo que quería ser bautizado porque quería “seguir el camino del Señor”.

LIDIA, DE 6 AÑOS, CAMINÓ UNA MILLA A LA LAGUNA PARA ASISTIR A LAS CLASES DE LA GRAN AVENTURA, QUE INCLUYE UNA CEREMONIA DE GRADUACIÓN, DONDE RECIBIÓ UNA BIBLIA. SU VERSO FAVORITO ES:

LIDIA, DE 6 AÑOS, CAMINÓ UNA MILLA A LA LAGUNA PARA ASISTIR A LAS CLASES DE LA GRAN AVENTURA, QUE INCLUYE UNA CEREMONIA DE GRADUACIÓN, DONDE RECIBIÓ UNA BIBLIA. SU VERSO FAVORITO ES: “DEJEN QUE LOS NIÑOS VENGAN A MÍ” (MATEO 19:14).

Jonathan todavía recuerda el día en que recibió su caja de regalos: sus regalos favoritos fueron los marcadores y los lápices de colores. Jonathan oró para recibir a Jesucristo durante la presentación del Evangelio de Operation Christmas Child. “Al principio pensé que Jesús estaba hablando solo a los adultos, pero me di cuenta que Jesús también ama a los niños”, dijo Jonathan. “Aprendí a orar a Él. Me gusta orar”.

La madre de Jonathan fue una de las primeras cristianas en el pueblo y dijo que la gente a menudo la criticaba por creer en Jesús. “Estoy muy feliz de ver a más personas venir a Cristo”, dijo.

Alexandra, cuya hija Lidia también fue bautizada, dijo que su familia no sabía nada de Dios antes de conocer al pastor José. A pesar de que Lidia tenía que caminar 30 minutos desde su casa para asistir a La Gran Aventura, lo hizo de buena gana y continúa cruzando la montaña cuando el pastor José viene a enseñar.

“Desde que vino, la forma en que se comportan los niños aquí es totalmente diferente. Quieren avanzar y seguir al Señor”, dijo Alexandra.

PASTOR JOSÉ BENÍTEZ DIRIGE A LOS NIÑOS EN UNA CANCIÓN Y UNA ORACIÓN EN LA LAGUNA DURANTE SU GRADUACIÓN DE LA GRAN AVENTURA.

PASTOR JOSÉ BENÍTEZ DIRIGE A LOS NIÑOS EN UNA CANCIÓN Y UNA ORACIÓN EN LA LAGUNA DURANTE SU GRADUACIÓN DE LA GRAN AVENTURA.

Alexandra tiene ocho hijos y cuatro tenían la edad adecuada para recibir cajas de regalos de Operation Christmas Child.

“Fue lo más especial que habían recibido. No puedo darles a mis hijos cosas así”, dijo. “Estamos muy agradecidos con las personas en otros lugares que empacan las cajas de regalos y nos las envían”.

Por favor ora por los niños en La Laguna, para que crezcan en el conocimiento de Dios y compartan su fe con los demás. Ora para que este nuevo edificio de la iglesia sea un lugar donde muchas personas más escuchen y respondan con fe a la Palabra de Dios.

More