#ShoeboxStories: Anabel y una carta

Shoebox

Stories

#shoeboxstories es un espacio donde algunos shoebox recipients comparten acerca del impacto eterno de una caja de regalos.

Anabel

-y-

Una Carta

Amor – esa es la palabra que saltó a mí en la nota escrita en letra grande y roja por Brittany, de 13 años. Yo no sabía leer inglés en ese momento, pero reconocí la palabra amor: ¡Dios te ama! Con Amor, Brittany.

Dos fotos acompañaron la carta – una de Brittany con sus padres, simplemente identificada como mamá y papá, y una de Brittany con sus hermanos menores, Austin y Brandon. Eso es todo lo que sé acerca de la familia que empacó mi caja de regalos, además de que la empacaron con el amor de Dios. No había apellido; Ningún correo electrónico o dirección. Anhelo conocer algún día a esta familia que empacó mi caja de regalos con el amor de Dios para poder decirles lo mucho que todavía significa para mí.

“Anhelo conocer algún día a esta familia que empacó mi caja de regalos.”

Mis dos hermanas y yo no solíamos recibir regalos. Nuestros padres se aseguraron de que tuviéramos comida y ropa, trabajando duro en múltiples trabajos para ese propósito, pero no teníamos muchos extras. Era un regalo especial si teníamos unos pesos extras para comprar un hot dog después de la iglesia de vez en cuando.

Mi papá, un pastor, comenzó la iglesia con nueve miembros reunidos en un patio trasero. Cada 6 de enero, la iglesia celebraba “El Día del Niño”. El espectáculo de marionetas, pastel y soda eran típicamente nuestros regalos especiales.

Cuando tenía unos 9 años, la celebración del Día del Niño incluyó una sorpresa – las cajas de regalos de Operation Chrismtas Child. Al entregarlas, los miembros de la iglesia nos dijeron que alguien empacó nuestra caja especialmente para nosotros. Eso se me quedó grabado, especialmente después de ver a la familia en las fotos.

“Al empacar una caja de regalos, siempre inicio con una carta y una foto.”

Mi caja de regalos incluía calcetines, jabón y un cepillo de dientes, cosas que, ahora como adulto, también me encanta incluir en las cajas de regalos que empaco. Todos los niños pueden usar estas cosas. También recibí un animal de peluche, un libro para colorear, un bloc de notas y crayones – artículos que también incluyo en las cajas de regalos para hacer que cada niño se sienta especial. Al empacar una caja de regalos, siempre inicio con una carta y una foto. Es lo primero que agrego.

Mi papá solía decirnos a mis hermanas y a mí, “Todo le pertenece a Dios; nada nos pertenece.” A veces me preguntaba por qué no podía tener algunas cosas que otros niños tenían, si mi familia trabajaba en el Nombre de Dios, pero creíamos en Su fidelidad.

Tiempo antes de recibir mi caja de regalos, le pedía a Dios un regalo especial, algo solo para mí. Sabía que esta caja de regalos era la respuesta de Dios a mi oración. Para mí, era la prueba de que Dios es fiel.

Creciendo en la iglesia, asumí que era cristiana. Pero mi padre me dijo que un cristiano es alguien que toma la decisión de seguir a Jesucristo. Mi salvación ocurrió un par de años después de recibir mi caja de regalos, pero este regalo realmente me hizo pensar que, puesto que Dios es fiel a mí, necesitaba ser fiel a Él.

Mi fe fue probada cuando tenía 18 años. Nuestros padres acababan de dejar a mi hermana mediana y a mí, en la universidad en la República Dominicana, luego se vieron involucrados en un accidente de tránsito. Nuestra hermana mayor y nuestros dos padres murieron en el accidente.

Perder tanto en tan corto tiempo, me ha hecho no tomar nada por sentado. Todo puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos. A veces me siento sola sin ellos y le pregunto a Dios por qué tuvieron que irse, pero nunca he dudado del amor de Dios. Aunque no siempre entiendo su plan, he aprendido a confiar en él.

“Sabía que mi caja de regalos era la respuesta de Dios a mi oración.”

Esa fe se remonta a mi caja de regalos. Necesitaba ese mensaje del amor de Dios que Brittany me envió, poco sabía cuánto lo necesitaría, pero lo hizo. Creo que Dios siempre pondrá la caja correcta en las manos correctas.

Dios trabajó en el corazón de una niña de 13 años para enviarme ese mensaje. A menudo me pregunto dónde estará Brittany, ahora a sus 30 años, que estará haciendo. Solo Dios sabe, y sé que Él es fiel.

Anabel actualmente vive cerca de su hermana en el estado de Washington, donde su tía y tío fundaron una iglesia hispana. Ella junto a su esposo son parte del equipo de alabanza de la iglesia. El año pasado, los jóvenes de la iglesia fueron los primeros en la congregación en empacar cajas de regalos. Ellos empacaron 150 cajas, todas incluían una carta hablando sobre el amor y la fidelidad de Dios.

Operation Christmas Child lleva gran gozo a millones de niños alrededor del mundo por medio de cajas de regalos que se empacan con amor y mucha oración, y se llenan con artículos que causan alegría a los niños. Cada caja de regalos es de gran ayuda para las iglesias locales, porque es un instrumento para evangelizar y discipular, que luego resulta en la transformación de muchos niños y sus familias por el conocimiento de las buenas nuevas de Jesucristo. Después de que los niños reciben sus cajas de regalos, se les invita a inscribirse en La gran aventura, un programa de discipulado de 12 lecciones que les enseña a ser seguidores fieles de Cristo y cómo hablarles a otros acerca de Él.

More